¿Se puede enviar jamón por correo

¿Se puede enviar jamón por correo

La respuesta es sí. El placer de comer jamón puede traspasar las fronteras españolas. Y qué alegría, porque todo aquel que ha estado fuera en el extranjero sabe perfectamente que la calidad de este alimento, en cualquier otro país, es incomparable a la de España. Por tanto, si tienes un amigo, familiares, o eres tú mismo el que está fuera del país, te interesa este artículo. En las siguientes líneas te contamos cómo puedes enviar jamón por correo al extranjero, porque la calidad del jamón es de España, pero su sabor debería ser para cualquier parte del mundo. 

Mandar jamón por correo puede ser muy fácil, solo tienes que empezar por elegir el producto más placentero para enviarlo. Y en Your Spanish Shop sabemos que, además de placer, comer jamón se puede considerar un arte. Por ello, te mostramos nuestras mejores obras en nuestro catálogo de jamón ibérico online. Ahora, solo tienes que saber cómo enviarlo. 

¿Qué tengo que hacer para enviar jamón al extranjero?

Como ya te habrás imaginado, se puede enviar jamón por correo como particular al extranjero, pero dependiendo del país al que lo envíes. Cada territorio tiene sus propias restricciones sobre los productos alimenticios que pueden entrar por esta vía. En cuanto a los países que sí permiten su entrada, te aconsejamos lo siguiente: 

  • Averiguar y conocer la legislación de importación del país de destino. 
  • Realiza el envío a través de una empresa profesional de transportes, ya sea pública o privada, que te asegure la conservación de la calidad del producto durante el viaje. 
  • Si es tu primera vez, prueba con enviar jamón en pequeñas cantidades por si ocurriese el caso de que te lo retuviesen en la aduana. 
  • Atiende con detalle a su envasado al vacío y al empaquetado para transportar el jamón de forma segura. 
  • En relación a la aduana, si el jamón está en lonchas y no entero, facilitará que no haya problemas para su retención. 
  • Para confirmar que se trata de un alimento seguro, puedes enviar también su Certificado de Registro Sanitario. Se trata de la etiqueta que acompaña al jamón, donde aparece su número de certificado y el fabricante. 

De todas estas recomendaciones, a la que deberías prestar más atención es a cómo tienes que empaquetar el alimento para que llegue a su destino con la misma calidad que lo compraste. Envasado al vacío perfectamente. 

En otro de nuestros post, “Cómo enviar jamón a Alemania”, ya contábamos cómo hay que empaquetar el producto para mandarlo por correo. Ahora, te explicamos cómo disfrutar de un buen jamón y loncheado al vacío, para que la persona que lo recibe pueda saborearlo como se debe. 

¿Cómo disfrutar de un jamón envasado al vacío?

Para comenzar, debes saber que existen dos tipos de packs, el jamón que está cortado a mano y el que va cortado a máquina. Es cierto que el jamón cortado a mano es más sencillo de degustar, ya que el sabor y los aromas son algo más auténticos, sobre todo si se trata de jamón ibérico. Y también es cierto que la mayoría de los jamones blancos son cortados a máquina. Independientemente del corte, podrás disfrutar de su degustación en ambos casos si sigues los siguientes consejos una vez que recibas el producto: 

  • Consérvalo en un lugar en el que no sufra cambios bruscos de temperatura para no perturbar las características sensoriales. La mejor opción es disponer de un lugar fresco donde no le de la luz del sol, como por ejemplo una despensa, un sótano o una bodega. Por el contrario, si no tienes alternativa, puedes conservarlo en un frigorífico hasta degustarlo. 
  • En el caso de que se haya conservado en la nevera, es recomendable sacarlo una media hora antes de empezar a comerlo, para que así el jamón se atempere y podrás sacar las lonchas sin que se peguen. 
  • Además, tras pasar esa media hora, lo aconsejable es sacar las lonchas del pack y colocarlas en un plato para que se aireen y pierdan el contacto con el plástico durante unos diez minutos aproximadamente. 
  • Otra forma, menos recomendable pero igual de válida para que no se peguen las lonchas al sacarlas, es abrir el grifo de agua caliente, alcanzando una temperatura cálida, se ponga el paquete bajo el agua. En este paso, lo vas moviendo para que el calor se extienda por todo el sobre y así las lonchas vayan cogiendo su temperatura ideal. Tras unos minutos, sacas el paquete, lo abres y verás como las lonchas salen una a una sin pegarse. 
  • En el caso de que lo saques del frigorífico, no caigas en colocarlo después en un plato caliente como se hace en algunos restaurantes. En realidad, el cambio brusco de temperatura disminuye las cualidades que le aportan la calidad al producto. 

De hecho, como te habrás dado cuenta, la clave para degustar el jamón cómo se debe es conservar su temperatura de consumo de una forma óptima, ya que el jamón frío pierde parte de su sabor y demasiado caliente puede oxidarse. Así, la temperatura perfecta de consumo oscila entre los 19 y 22 grados centígrados. Además, si están envasados perfectamente, el alimento puede aguantar de 60 a 90 días. 

Lo único que te falta para disfrutarlo de verdad es acompañarlo con un buen vino y el mejor aperitivo. Así que, descubre los mejores productos de Your Spanish Shop en el que te mostramos exquisitos embutidos y quesos españoles y complace a tu paladar, o dale el gusto de disfrutarlos a la persona que se los envíes. 

Destinos que aceptan el envío de jamón

Respecto a los destinos fuera de Europa, su envío es mucho más complicado para un particular. De hecho, en Estado Unidos, por ejemplo, solo se permite la entrada de jamón por correo si es un producto certificado por el país; así como otro ejemplo es Australia, cuyo envío solo está permitido si eres una empresa.  

En relación al territorio europeo, como ya hemos publicado en nuestros diferentes artículos, enviar jamón por correo a Alemania, Francia o cualquier otro país de la Unión Europea es relativamente sencillo. Solo tienes que utilizar una empresa de transportes que te asegure la calidad del producto, perfectamente empaquetado, durante el viaje. 

Pero más fácil es aún si solo tienes que poner la dirección de destino en la página web de Your Spanish Shop. Envíamos tus productos dentro de España y Portugal y al resto de destinos europeos con un plazo mínimo de dos días y un máximo de diez. ¡Listos para disfrutarlos!

Comentarios (0)

Deja un comentario

Nombre*
Email*
Título*

Tu dirección de email no será publicada. Todos los campos son obligatorios.

Comentario*