¿Sabes cómo elegir un buen jamón

¿Sabes cómo elegir un buen jamón

Como buen amante del jamón, tu cometido a la hora de comprar jamón online es saber elegir el producto perfecto. ¿Sabes que, incluso, puedes saber si se trata de un buen jamón a simple vista? 

En Your Spanish Shop queremos darte algo más que buenos productos, por lo que nuestro objetivo es darte también contenido de valor. Por ello, vamos a darte algunos de los mejores consejos para que sepas bien cómo elegir un buen jamón y no fallar en el intento. 

Consejos para comprar un buen jamón

Para saber elegir un jamón debes tener ciertas consideraciones en cuenta. En primer lugar, no caigas en la trampa de las gangas. Si sabes un poco de jamón, entendemos que la calidad del producto se consigue gracias a procesos laboriosos y artesanales que requieren un tiempo y un esfuerzo económico considerable. Por ejemplo, solo con el jamón de capa blanca se requiere un tiempo de 9 a 12 meses de curación en la bodega. 

Por su parte, el jamón de reserva necesita de 12 a 14 meses y el gran reserva más de 15 meses. Y estamos hablando del de raza blanca. 

Si nos centramos en los cerdos de raza ibérica, el tiempo de curación para obtener el jamón es aún mayor, de un mínimo de 18 meses. Y esto incluso se supera con ciertos tipos de jamones ibéricos, como el de cebo de campo, el cual requiere un mínimo de 18 meses, o el de bellota, que necesita un tiempo de curación de entre 26 y 48 meses. 

Por este motivo, comprenderás que la calidad se paga y que no deberías fiarte de ofertas demasiado baratas que no concuerdan en realidad con la calidad del producto. 

El exterior del jamón

Como ya comentaba al principio, a veces basta con observar un jamón a simple vista para saber si es bueno o no. Por ello, lo mejor que puedes hacer antes de elegir el jamón y comprarlo es analizar su exterior, que te dirá muchas cosas. 

Por ejemplo, en el caso de contar con el producto en físico, una de las formas que hay para comprobar si ha pasado por un proceso de curación adecuado es su tacto. Si al tocarlo con el dedo, este se hunde, quiere decir que el jamón no ha llegado al tiempo mínimo de curación que necesita. 

Si por el contrario, el jamón está demasiado duro, significa que se ha pasado de curación. Por tanto, ¿qué tienes que sentir al tocar la pieza para saber si es un jamón de calidad? Pues el término medio, el equilibrio entre la blandura y la dureza. Es decir, que al tocarlo el dedo se hunda ligeramente en el jamón y notar al instante que está duro. 

La grasa y el músculo son otro de los factores que te indican la calidad del jamón para saber elegirlo. Un buen jamón cuenta con una buena cantidad de estos dos elementos y esto se observa en la zona de la pata o el codillo, la cual tiene que estar bien rellena, cuyas formas deben ser redondeadas y sin hendiduras. 

Y hablando de la grasa, visualmente es fácilmente apreciable cuando se trata de un jamón de calidad o no. Si presenta un color blanco amarillento, querrás ese jamón en tu paladar. Si por el contrario muestra un color marrón o anaranjado, no querrán un jamón oxidado rancio, ¿verdad?. Además, el tocino debe cubrir la zona lateral de la maza y seguir hacia la punta o la cadera y ocupar al menos un centímetro y medio de grosor.  

Cómo elegir un jamón de calidad: el ibérico y el serrano

Como ya sabrás, cuando hablamos de jamones tenemos que saber diferenciar entre los diferentes tipos de productos que nos ofrece la gastronomía española. Aunque a grandes rasgos podemos diferenciar el jamón ibérico del serrano, también tenemos que hacerlo dentro del propio ibérico, pues no es lo mismo el jamón ibérico de cebo que el de bellota. 

Así que, veamos primero lo que tenemos que tener en cuenta para elegir un jamón ibérico y luego uno serrano. 

Elegir jamón ibérico

En los productos ibéricos la forma de la pata es alargada, estrecha y estilizada. De hecho, que a los cerdos ibéricos se les conozca como “pata fina” viene por algo. 

Otro punto a analizar es su pezuña, la cual suele presentar un color negro y algo de desgaste por haber pastado libremenete por el campo. 

Y el etiquetado, que indica el porcentaje de raza de cerdo que compone el jamón y el tipo de alimentación que se le ha dado. Y existen cuatro etiquetas con sus respectivos colores:

  • Etiqueta negra: pertenece a la raza ibérica 100% pura. Es el jamón ibérico de bellota que procede de cerdos criados en dehesas y que se alimenta de pastos naturales y bellotas. 
  • Etiqueta roja: jamón de bellota, 75%-50% ibérico, criado en dehesas y cruzado con la raza de cerdos Duroc. 
  • Etiqueta verde: este es el jamón de cebo de campo ibérico cuya raza de cerdo cruzada no come bellotas, sino que es cebada con pienso y pastos naturales.
  • Etiqueta blanca: el jamón ibérico de cebo. Esta raza de cerdos no se ha criado en libertad, sino en granjas donde se les alimenta de cereales y legumbres.

La elección dentro de estas etiquetas dependerá de tu gusto y de la capacidad de tu bolsillo, pero siempre y cuando cumplan las características básicas de un jamón iberico, podrás disfrutar de un producto de calidad.  

Elegir jamón serrano

Por otro lado, si lo que estás buscando es un buen jamón serrano, para saber elegirlo tendrás que analizar algunos detalles diferenciadores. Por ejemplo, este producto también cuenta con una etiqueta que lo categoriza como tal. Esta es la etiqueta con denominación “jamón serrano” en la que debe aparecer su tiempo de curación. Y recordemos que este no debe ser inferior a 9 meses. 

Además, contará con un sello en el que se indique la semana y el año en el que el producto entró en curación, como si fuese su partida de nacimiento. 

Al igual que el ibérico, la pata y el músculo deben ser consistentes y contar con una buena cantidad de grasa y debe cumplir con los mismos requisitos tanto en color como en espesor. 

Y en el caso de ver puntitos blancos si dispones de lonchas, comprueba si se mueven porque si es así, significa que tiene ácaros y que tendrás que limpiar la pieza en profundidad. 

Por el contrario, si estos puntos blancos son inmovibles, será un indicativo de que es una carne de gran calidad, ya que son proteínas del jamón que incrementan e intensifican su sabor. Pero suele ocurrir sobre todo en los jamones ibéricos con una gran tiempo de curación, por lo que si los ves en uno serrano, atento al dato. 

Busca el jamón en una tienda profesional

Y otro de los factores más importantes a la hora de elegir un buen jamón es acudir a una tienda de profesionales que garanticen un catálogo de productos de calidad. En Your Spanish Shop, además de contar con una amplia gama de embutidos españoles exquisitos, disponemos de los mejores jamones ibéricos y serranos del mercado. 

Además, si necesitas asesoramiento profesional para elegir adecuadamente el producto, puedes contar con la gran experiencia de nuestro paladar. 

Comentarios (0)

Deja un comentario

Nombre*
Email*
Título*

Tu dirección de email no será publicada. Todos los campos son obligatorios.

Comentario*