Jamón Serrano y colesterol: ¿es bueno o malo

Jamón Serrano y colesterol: ¿es bueno o malo

Jamón serrano y colesterol son dos conceptos que no tienen porqué estar relacionados. El jamón contiene un porcentaje de grasas que nos aportan colesterol, sin embargo, ni todo el colesterol es nocivo para nuestro organismo, ni el jamón serrano es malo para el colesterol, siempre que su consumo sea el adecuado.  

En nuestra tienda te ofrecemos el mejor jamón ibérico online, con una amplia selección de productos tanto naturales como envasados. 

 

Qué es el colesterol y qué tipos de colesterol existen

El colesterol es un lípido esteroide que sirve para generar gran parte de las membranas celulares de nuestro organismo. El colesterol no solo no es nocivo, sino que además es necesario para que nuestra células puedan desarrollarse, sin embargo, un consumo excesivo de colesterol malo sí va a afectar de forma negativa a nuestra salud. 

Existen dos tipos de colesterol, el conocido como colesterol bueno y el colesterol malo.

El colesterol bueno (técnicamente HDL), es una sustancia densa con una tasa muy alta de proteína. La principal ventaja del colesterol HDL es que absorbe el exceso de colesterol de los depósitos arteriales y los lleva al hígado, para que sea depurado.

El colesterol bueno (LDL), es una molécula que transporta la grasa a las membranas de las células. Los restos de este tipo de colesterol se van depositando en las arterias, estrechando su parte interior. Las consecuencias provocan aterosclerosis, que pueden provocar enfermedades coronarias mortales.   

El jamón serrano contiene altas tasas de HDL, por eso la relación entre jamón serrano y colesterol no es nociva, siempre que el consumo sea responsable. El mismo efecto es aplicable en la relación entre el jamón ibérico y el colesterol.

 

Cómo actúan los lípidos del jamón serrano en el organismo

La grasa que llega a nuestro cuerpo mediante el consumo de jamón es beneficiosa, debido a que es capaz de regular las tasas de colesterol presentes en nuestro organismo. 

Los ácidos grasos monoinsaturados del jamón serrano van a depurar el colesterol malo, debido especialmente al ácido oleico. Este ácido pertenece a la serie omega 9, y está muy presente en vegetales, por ejemplo en la aceituna, sin embargo, la proteína del jamón también aporta elevadas tasas de ácido oleico. 

La grasa del jamón llega al organismo y aporta lípidos a nuestras células, pero además, distribuye el colesterol presente en nuestras arterias, permitiendo que sea depurado por el hígado. 

Las grasas monoinsaturadas son beneficiosas para el cuerpo humano, debido a que permiten regular nuestro metabolismo. La acción de estos lípidos, combinados con los antioxidantes del jamón, hacen del jamón serrano una de las carnes más saludables de nuestra gastronomía. 

 

Jamón serrano y colesterol, perjuicios

No todo el consumo de jamón es beneficioso. El colesterol bueno va a favorecer los procesos que lleva a cabo nuestro organismo, siempre y cuando lo consumamos en cantidades adecuadas. Si comemos grandes cantidades de jamón a diario, las grasas se van a acumular, reduciendo su impacto positivo en nuestro cuerpo. 

Lo que conseguimos mediante el consumo moderado de jamón es reducir los lípidos presentes en nuestras arterias, sin embargo, si las cantidades son poco saludables, la consecuencia será que estos lípidos beneficiosos también se acumulen, elevando el riesgo de enfermedades cerebrovasculares. 

 

¿Puedo comer jamón si tengo colesterol?

En la mayoría de los casos, los especialistas no prohíben el consumo de jamón a personas con tasas de colesterol más altas de lo normal, a no ser que los niveles de colesterol sean especialmente elevados.

Siempre es recomendable optar por el jamón ibérico o el jamón serrano, la razón es que este tipo de productos contienen ácido oleico, y por tanto van a actuar como una solución para depurar las arterias ante la concentración de grasas acumuladas. 

La clave para que el jamón pueda formar parte de nuestra dieta es mezclar sus propiedades con otros alimentos. La dieta mediterránea lleva siglos enseñándonos que lo más importante es mantener una dieta variada, en la que caben todo tipo de alimentos siempre que no sean procesados, y se consuman en cantidades adecuadas.

Una persona con niveles de colesterol altos deberá someterse a una dieta adecuada, en función del criterio de un especialista médico, por tanto, aunque en la mayoría de dietas sí podamos incluir jamón serrano o ibérico, será el especialista médico quien, finalmente, determine la adecuación del jamón para una dieta determinada. 

 

¿Son iguales todos los jamones respecto al colesterol?

No, de hecho la carne proveniente del cerdo puede actuar de forma muy diferente en nuestras tasas de colesterol, en función de sus características y de los procesos previos de transformación. 

Una de las ventajas que tienen los jamones, desde los ibéricos de bellota hasta los jamones de recebo, es que se trata de productos poco elaborados, que conservan su estructura natural y no contiene conservantes ni otros aditivos. Sin embargo, no todos los productos porcinos son tan naturales, de hecho, muchas de las carnes que consumimos habitualmente se mezclan con otros productos que sí pueden ser perjudiciales a largo plazo. 

El jamón se cura en secaderos y en ocasiones se sala, sin que ningún otro proceso intervenga en la maduración del jamón. El jamón de york o los jamones que provienen de otros animales sí van a contener altas tasas de grasas poliinsaturadas, y por lo tanto su impacto en la tasa de colesterol será negativo. 

 

Jamón serrano en Your Spanish Shop

Ya hemos comprobado que el jamón serrano es bueno para el colesterol, siempre que su consumo sea responsable. En Your Spanish Shop te ofrecemos la mejor selección de jamón serrano, natural y al corte. Si quieres disfrutar de uno de los mejores productos de nuestra gastronomía, elige tu jamón en nuestra tienda online.      

     

 

   

Comentarios (0)

Deja un comentario

Nombre*
Email*
Título*

Tu dirección de email no será publicada. Todos los campos son obligatorios.

Comentario*