Diferencias entre el jamón ibérico y el jamón serrano

Diferencias entre el jamón ibérico y el jamón serrano

El jamón ibérico es uno de los principales manjares de la gastronomía española sin lugar a dudas. Pero también existen otras variantes del jamón que alegran nuestro paladar en el día a día y que, en ocasiones, suele confundirse con la categoría ibérica, como es el jamón serrano. 

En Your Spanish Shop te mostramos qué diferencia el jamón ibérico del serrano para que sepas elegir el producto que te resulte más apetecible en nuestro amplio catálogo para comprar jamón online

Jamón ibérico vs. Jamón serrano

Puede que a simple vista, las diferencias entre el jamón serrano y el ibérico sean prácticamente imperceptibles. Ahora bien, una vez que te lo llevas al paladar, te das cuenta al instante de que son dos productos diferentes que no tienen comparación. 

Sin embargo, esto resulta un inconveniente a la hora de comprar jamón ya que no lo podemos degustar y así encontrar las diferencias entre el ibérico y el serrano. 

Aún así, existen ciertos factores que permiten reconocer fácilmente cada uno de estos productos. Y estas son:

Procedencia

El jamón serrano proviene de los cerdos de raza blanca cuya ganadería se desarrolla en diferentes países. Por el contrario, el origen del jamón ibérico pertenece exclusivamente a la raza de cerdos ibérica autóctona de España. Por tanto, cuenta con unas características específicas que lo convierten en un producto único y diferenciador, tanto en su sabor como en la propia calidad de la carne.

La diferencia del precio entre el jamón ibérico y el serrano

El precio es otro factor por el que puedes identificar ambos productos y diferenciarlos. Debido a la calidad del jamón ibérico, su precio es bastante más alto que el del jamón serrano. 

La alimentación del cerdo ibérico y el de raza blanca

Otro elemento diferencial entre el jamón ibérico y el jamón serrano es el tipo de alimentación de las distintas razas de cerdos por las que se produce cada producto. 

El jamón ibérico proviene de una raza de cerdos cuya base de alimentación consiste en piensos ricos en ácidos oleicos, la bellota y demás hierbas naturales del campo y la dehesa. Dentro de esta base existen diferentes tipos de jamón ibérico según el porcentaje que ocupe cada alimento. Por ejemplo, si el cerdo se alimenta solo de bellota, dará el jamón ibérico de bellota. Si por el contrario ingiere piensos y hierbas, será jamón ibérico de cebo. 

El proceso de elaboración

La elaboración del jamón ibérico es bastante más artesanal que la del jamón serrano. Los procesos de curación no se comparan, ya que el ibérico se cura en secaderos naturales y el serrano en artificiales. Además, es más el tiempo que necesita el jamón ibérico respecto al serrano, y es lo que le aporta mejor calidad y sabor a la carne. 

De hecho, el proceso de curación de uno y otro no es comparable. El serrano pasa por un tiempo estimado de curación de 9 a 15 meses. Mientras que el ibérico necesita un tiempo mínimo de 24 meses. 

El color oscuro del jamón ibérico frente al rojo pálido del serrano

Un factor que puede ayudar bastante a la hora de diferenciar el jamón serrano del ibérico es el color de la carne. Mientras que el serrano muestra una carne roja tirando a pálida, casi rosa, el ibérico tiene un rojo intenso que se oscurecerá cuanto más ibérico sea. Es decir, si supera el 75% de origen ibérico, más se asemejará al color rojo del vino tinto. 

La pezuña

El color de la pezuña en una paleta de jamón también nos dice si se trata de un producto ibérico o serrano. Esto es porque la paleta serrana tiene una pezuña blanca, mientras que la ibérica presenta el color negro en su pezuña.

El tipo de ganadería

Cada raza de cerdo se cría de forma distintiva. En el caso de los cerdos de raza blanca que dan lugar al jamón serrano, su crianza y mantenimiento se produce en naves. Por el contrario, los cerdos ibéricos pertenecen a la ganadería extensiva en la que los animales pastan libremente por el campo. 

La etiqueta del jamón ibérico 

Ahora sí. Si hay un factor que diferencia totalmente un producto de otro a simple vista es el etiquetado. Si vas a comprar jamón y lo quieres ibérico y no serrano, tan solo tienes que fijarte en si cuenta con una etiqueta verde, roja y negra. Todas ellas categorizan el tipo de jamón ibérico, por lo que es fácil reconocer el producto si se señalan con el color de las diversas bridas. 

Jamones ibéricos y serranos en Your Spanish Shop

Ya conoces las diferencias entre el jamón ibérico y el jamón serrano. Y en la tienda online de Your Spanish Shop podrás encontrar una amplia gama de ofertas con los mejores productos del mercado. Tu elección dependerá de tu gusto y economía, porque claro, ya sabemos que el jamón ibérico es más caro que el serrano debido a la calidad del producto. Sin embargo, lo bueno de nuestra gastronomía es que nos brinda jamones y embutidos españoles de gran calidad para cada tipo de bolsillo, pudiendo disfrutar de una buena carne tanto en nuestra vida cotidiana, como en los momentos más especiales. 



Comentarios (0)

Deja un comentario

Nombre*
Email*
Título*

Tu dirección de email no será publicada. Todos los campos son obligatorios.

Comentario*