Pastel de merluza y gambas con salsa de piquillos

Pastel de merluza y gambas con salsa de piquillos

 Es una receta muy agradecida y es mejor elaborarla el día antes, así da tiempo a hornearlo y que esté bien frío, de esta forma se aprecia más el sabor.

Ingredientes para el pastel de merluza:

500 gramos de merluza ya cocida

10 o 12 gambas o langostinos ya cocidos

4 o 5 palitos de cangrejo (surimi)

2 chalotas (o media cebolla)

1 puerro pequeño (o medio grande)

1 zanahoria

5 huevos medianos

200 ml de nata (sin lactosa para intolerantes)

100 ml. de tomate frito envasado (que esté exento de lactosa y gluten)

Aceite de oliva virgen extra

Pimienta 

Sal

 

Ingredientes para la salsa de piquillos:

 2 o 3 pimientos del piquillo ya envasados

1 huevo 

Aceite

Limón

Sal

 

Elaboración del pastel de merluza:

Lo primero será cocer el pescado y las gambas y para ello pondremos agua a cocer con un poco de sal. Una vez que hierva el agua incorporamos el pescado, a media cocción añadimos las gambas bien limpias y dejamos que termine de cocer.

Apartamos, escurrimos y dejamos enfriar. Una vez frío, limpiamos de espinas el pescado y pelamos las gambas. Reservamos.

El caldo sobrante de la cocción podemos guardarlo para enriquecer otros platos.

En una sartén o wok ponemos un fondo de aceite y pochamos unos minutos las chalotas y el puerro.  

Añadimos la zanahoria pelada y troceada, no hace falta que esté muy picada ya que luego la pasaremos por la batidora. Rehogamos un poco, ponemos algo de sal y dejamos cocer a fuego suave unos minutos.

Una vez esté cocida la zanahoria añadiremos el pescado desmenuzado y las gambas, le damos unas vueltas para que todo tome sabor. Añadimos un poco del caldo de la cocción si fuese necesario.

Pasamos a un bol grande y le añadimos los huevos, los palitos de cangrejo troceados, la nata, el tomate frito, un poco de pimienta y algo más de sal si hiciese falta. Pasamos todo por la batidora hasta obtener una mezcla homogénea.

Engrasamos los moldes y vertemos la preparación. Los ponemos dentro de un recipiente con agua, para ponerlo al baño Maria. 

Llevamos al horno previamente calentado a 180º, calor abajo y tapados con papel de aluminio, de esta forma evitamos que el vapor caiga sobre nuestros pasteles y que se dore demasiado por arriba.

Una vez esté hecho lo sacamos y dejamos enfriar, luego guardamos en el frigorífico hasta el momento de comerlo.

 

Elaboración de la salsa de piquillos:

La salsa de piquillos es muy fácil de elaborar. Basta con hacer una mayonesa y añadirle dos o tres pimientos del piquillo envasados.

La mayonesa creo que todos sabéis como se hace, pero por si acaso hay algún aprendiz nuevo por la sala, os dejo mi forma de elaborarla. 

Ponemos en el vaso de la batidora un huevo y un chorreón de aceite de girasol, de oliva para mi gusto sale muy fuerte. Pasamos la batidora y vamos incorporando aceite en la medida en que nuestra mayonesa lo absorba. 

Una vez veamos que está espesa le agregamos la sal, a gusto, y el zumo de limón, también a gusto.

Esta vez, agregamos también los pimientos junto con la sal y el limón, batimos unos minutos más hasta que la salsa quede homogénea.

Decoramos a gusto, aquí pusimos un poco de lechuga dentro del pastel, añadimos unas gambas peladas y un poco de salsa.

 A la hora de tomar untamos un poco de salsa de piquillos sobre unas tostadas pequeñas, luego un poco de nuestro rico pastel y por último ponemos una gamba pelada encima.

 Es una verdadera delicia, un entrante muy "resultón" con el que quedareis como unos magníficos anfitriones... Os lo garantizo!!!

 

Fuente: cocinadeandarporcasa.blogspot.com.es

Comentarios (0)

Deja un comentario

Nombre*
Email*
Título*

Tu dirección de email no será publicada. Todos los campos son obligatorios.

Comentario*