Las mil formas de pedir un café en Málaga

Las mil formas de pedir un café en Málaga

Una nube, un sombra, un corto, un entre corto, un solo corto, un semi largo, un largo o un solo. Todos estos términos son tipos de café en Málaga, una ciudad ideal para aquellos que quieran una taza a su medida.

Esta peculiar clasificación, única en el mundo, fue ideada en tiempos de la posguerra por el entonces propietario del céntrico Café Central, José Pardo, y hoy está extendida por varios establecimientos de la provincia, para sorpresa e interés de numerosos turistas y visitantes.

Todo se debe a que, pasada la Guerra Civil, se debía racionar el café de la mejor forma posible para desperdiciar lo mínimo, motivo por el que el gerente de Café Central ideó este sistema que va de menos cantidad a más, y conforme el color que tenía el café mezclado con la leche ponía nombre a su obra, según ha explicado a Efe una barista de este establecimiento, Rocío Cubiles.

Así, al pedir una nube se solicita un vaso de leche con un poco de café, mientras que un mitad, como su nombre indica, contiene mitad de café y mitad de leche. Las variantes de largo y semi largo aumentan la proporción, y el solo indica la ausencia total de leche en el vaso.

Según explica Rocío Cubiles, hoy en día los establecimientos clásicos encuentran una feroz competencia en las franquicias internacionales, lo que ha impulsado que desde Café Central se abra una filial de café para llevar, que busca adaptarse a las nuevas tendencias de mercado manteniendo la tradición.

El sistema de esta clásica cafetería fue recogido hace décadas por la empresa cafetera local Santa Cristina, que extendió esta guía por toda la provincia de Málaga. Hoy, muchos malagueños se sienten incomprendidos al pedir en establecimientos de fuera de su ciudad una nube o una sombra.

El director de esta empresa, Francisco González, recalca la importancia de la labor del camarero en el sabor del café, y destaca la continua innovación de muchos profesionales de este sector a la hora de preparar nuevas variantes, que complementan a la peculiar forma de pedir el café que tienen los malagueños.

En este sentido, en declaraciones el gerente de Santa Cristina ha puesto en relevancia la organización de concursos que inciten a la innovación y calidad en la preparación del café, como elConcurso de Baristas de Málaga, organizado por su empresa y celebrado hoy, donde se ha elegido a Javier Hermosilla como mejor preparador de la ciudad.

Según González, cada vez se da más importancia al proceso de preparación y a la maña del encargado. Una prueba de ello es, sin ir más lejos, la popularización en España del término "barista", vocablo procedente del italiano para referirse a una persona especializada en café.

La visión del director de Santa Cristina la comparte uno de los baristas de la compañía, Roberto Arroyo, que ha añadido que el sistema malagueño "no deja de ser una forma de pedir café" que básicamente se estructura en torno a un expreso con más o menos leche, que "ni mejora ni empobrece su sabor" de forma automática.

Este experto en café, concursante en el certamen, ha puesto de manifiesto la importancia de la leche a la hora de preparar un buena taza, pues "el 80 % de los consumidores añaden leche al café", y ha sugerido que el secreto de un buen café, más que en la forma de pedirlo, está en la maña de quien lo prepara.

Fuente: Períodico La opinión de Málaga

Comentarios (1)

  • cuhhprda
    1
    cuhhprda 26 de Junio del 2020

    1

Deja un comentario

Nombre*
Email*
Título*

Tu dirección de email no será publicada. Todos los campos son obligatorios.

Comentario*